Colores.

>> lunes, 3 de mayo de 2010

La semana pasada apuntaba maneras plomizas, pese al sol y el buen tiempo que reinó, mi interior era gris, monótono y triste, quizá por eso, el fin de semana, mi coche tomo carreteras del norte, como cuando quiere perderse, y amanecí rodeado de verde, un verde vivo, con mil matices a cual más verde, en prados con olor a tierra húmeda y gotas de lluvia en todos sus brotes, la luz, centelleando en ellas, como si el suelo fuera el cielo nocturno reflejado por un extraño espejo, el cual, por un mal funcionamiento, devolvía un verde vivo en vez del oscuro y profundo negro, desterrado a la zona más lejana tras ser derrotado en batalla por el cantarín color.

11 Pasearon y charlamos:

Pilar 4 de mayo de 2010, 14:37  

Solo deseo que todos esos colores y todas esas sensaciones de tu escapada hayan hecho desaparecer el gris en tu interior.
Que no puedo ver a la gente que aprecio triste... que yo me pongo más triste todavía y lo paso mal... (ya ves... puro egoísmo).

Muchos besotes.

Anónimo 4 de mayo de 2010, 21:25  

bonito blog. lo he descubierto hace poco y es genial, gracias por escribirlo

Anónimo 4 de mayo de 2010, 21:45  

MARIA. dESCUBRI TU BLOG POR MEDIO DE UN AMIGO Y ME PARECE GENIAL. PERO TENGO UNA CURIOSIDAD PORQUE SE LLAMA LA CALLE VACIA ? SIGUE ESCRIBIENDO ES DIGNO DE LEER.

Ruth L. Acosta 5 de mayo de 2010, 1:28  

Mi queridísimo Santi...

Te entiendo, se lo que es sentirse gris y sobre todo, tener las ganas de perderte... velo por el lado amable, tú puedes hacerlo, pero hay quienes eso lo tenemos prohibido... disfruta de todo, del día gris, del día fresco, del atardecer pintado de verdes y hasta de colores morados, que importa! lo importante es que al final te sientas bien...

Y te recuerdo que no tienes motivos mayores para estar triste, que tienes mucha gente que te quiere... te extraño amigo... cuídate mucho, te mando mil y un besos...

LA CALLE VACÍA 5 de mayo de 2010, 10:52  

Anonimo1, muchas gracias por pasar y espero conocerte con un nombre para no tener que llamarte anónimo/a.
Un abrazo

LA CALLE VACÍA 5 de mayo de 2010, 11:09  

Anonimo2, gracias también por pasar y te comento lo mismo que a mi visitante anterior, espero seguir viéndote por aquí y poder ponerte un nombre si alguna otra vez tengo que responderte. En cuanto al nombre....cuando empecé me sentía vacío, solo recordaba el sonido del tacón de mis zapatos por una calle empedrada un frío día de no hacía mucho tiempo.
Lo que no entiendo es lo de Maria que pones al principio.
Un abrazo.

ESTHER 5 de mayo de 2010, 13:37  

hola, mi nombre es maria esther (anonimo 2) y puse lo de maria porque lei tu parrafo de" cuando el alma muere" y "sigue maria"y al leerlo me senti más maria q esther, pero puedes llamarme esther. Y sigue escribiendo por favor yo tambien lo suelo hacer cuando estoy depre, escribo a no sé quien pero escribo. A veces resulta mucho más fácil q hablar. Gracias

LA CALLE VACÍA 5 de mayo de 2010, 17:58  

Estoy totalmente de acuerdo contigo Maria Esther, cuando empecé en esto de los blogs, en mi primera entrada, decía algo parecido, comentaba que es más fácil hablar con letras que con palabras y más sencillo volcarle los sentimientos y pensamientos a una pantalla que a un rostro.
Tengo que darte las gracias por leerme y por los ánimos que me das y espero leerte alguna vez a ti.
Un besote.

Jeanne 5 de mayo de 2010, 21:36  

Monsieur, pensaba que te habías perdido y veo que sólo te has trasladado....tu calle vacía ha cambiado de look.

Añado de nuevo tu link para no perderte la pista.

Un abrazo en verde.

Jeanne

LA CALLE VACÍA 7 de mayo de 2010, 10:26  

Mi querida J, te he añorado mucho. Un besote

zayi 9 de mayo de 2010, 21:53  

Cuando me pasa eso, suelo irme al azul... yo como buen bicho de mar revivo en el agua.
Un beso.

  © Blogger templates by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP