Recuerditos.

>> viernes, 11 de septiembre de 2009

Cuando alguien te dice “estas vacaciones me he acordado de ti” es agradable, lo malo que ese recuerdo conlleve un regalo. Tu respuesta suele ser: si no hacia falta que me compraras nada (y mentalmente dices con el mal gusto que tienes cabrón, si con invitarme a una caña y contarme el viaje ya es suficiente castigo), en el momento que te entregan el paquete empiezas a temblar por lo que puedes encontrarte . Debe ser que cuando viajas, la nueva franja horaria o el respirar aires distintos debe cambiarte la polaridad de las neuronas y una vez en tu destino empiezas a pensar que todo lo que ves son gangas, obras de arte y cosas tremendamente necesarias, hay varios tipos de souvenirs: están las típicas camisetas o cualquier objeto de ropa, en Florencia me sorprendió ver a la peña comprando bufandas y pañuelos, 42 grados a la sombra y la peña comprando unas bufandas como para ir al ártico, me daba urticaria solo con mirarlo, además, si esas bufandas te las venden en cualquier mercadillo de al lado de tu casa, que están hechas en china joer. Luego está el souvenir gastronómico y los licores, como pruebes algo que te gusta ya has de traértelo, como si aquí no vendieran el articulo, que vas a Rusia Vodka que vas a Escocia: whisky, cada país tiene su bebida alcohólica y cuando llegas, en el supermercado del corte ingles lo tienes expuesto, la misma marca, la misma botella y has cargao con 10 kilos en la maleta que si encima la has facturado te sale la botella más cara que si la compras aquí. Luego están los alimentos, que te huele el maletero a todo, esto lo digo por experiencia, este año me he venido cargaito, he tenido que lavar 3 veces la ropa porque con el calor del viaje me había cogido un olor que no hacia falta comer, con abrir el maletero 5 minutos te habías alimentao para todo el día. Luego están las figuritas y los objetos estúpidos, algunos de ellos yo creo que son regalos a mala leche porque que te regalen una quijada de una vaca argentina tiene cojones la cosa, igual es que se la comieron y para demostrarlo te mandan los huesos rechupaos… o la típica figura de madera tallada que sólo con verla estará presente en todas las pesadillas de ese año. Todo esto es a nivel mundial ya que en España la bailaora, el toro banderilleao y las castañuelas siguen siendo el top ventas aunque no olvidemos la nanci legionaria…todo un clásico.
Podeis ver algún souvenir de premio
aqui, en la primera página, tercera fila teneis la quijadita, por si no lo creeis.

9 Pasearon y charlamos:

eva-la-zarzamora 12 de septiembre de 2009, 8:41  

Jajaj Es verdad...ya vi los imanes en la nevera jajaj Yo traigo imanes, es que pesan poco...
Besos, Santi.

La semana que viene, se te caerá de golpe el bronceado..

roxana 13 de septiembre de 2009, 23:23  

dejando eses detalles que contas bien ciertos!!! la has pasado bien! bienvenido de las vacaciones! buena semana!

Ruth L. Acosta 14 de septiembre de 2009, 8:58  

Cuanta razón tienes mi querido Santi... lo peor de todo que hasta se siente uno obligado a traer aunque sea un dulce... he viajado mucho últimamente, y lo que me he traído conmigo cargando en mi maleta, han sido decenas de llaveros, imanes, barcos de cristal (ya te imaginarás que los traía cargando conmigo en el avión evitando que se quebraran :S) y tantos objetos inútiles más, a los cuales les dediqué buena parte de mi viaje para ir exclusivamente a comprarlos... además que dejé de comer dos dias seguidos... jajaja...

El caso es, que no podemos evitar traer souvenirs... como si a los demás les encantaran... estoy segura que nadie trae consigo el llavero que les regalé... :S

Que gusto saludarte de nuevo, espero que todo vaya bien y que el bronceado te dure mucho tiempo...

Te dejo un beso...

¿Mañana más? 14 de septiembre de 2009, 10:41  

Ja, ja, ja, yo también odio que me traigan regalos de vacaciones. Y mira que lo digo y redigo. "¿Qué quieres que te traiga?" NADA. Pero ni caso, oye. Si quiero algo ya me lo compraré yo, tenga o no tenga buen gusto, que es para mí y más sabe el necio en su casa que el sabio en la ajena. Pero ni caso, que si quieres arroz, Catalina. Te compran ropa que no te pondrías ni de coña, adornos que sólo irían bien en el museo de los horrores y, mi favorito... ¡unas postales!. ¿Para qué?. ¿Más mierda en casa?. Que no tengo bastantes trastos, ¿no?.

Estoy segura que lo hacen con su mejor intención pero... ¡tela!.

caramelosdementa 16 de septiembre de 2009, 11:40  

Bueno, por lo menos no tienes que ver videos ni horas de fotos... solo poner cara de: "Joer, que bonita la figura de plástico rellena de agua bendita con forma de virgen (porque tu lo dices, que parece una fanta de toda la vida) que me has traido de Lourdes, ahora mismo voy a ponerla encima de la tele cual gitanilla flamencoide".
Si es que la gente no tiene corazón ni sentimientos ni nada...

Sonia. 19 de septiembre de 2009, 6:35  

JAJAJA.. YA ME IMAGINABA ALGO ASI!!!

es que es algo asi como un mal necesario, si no traes: malo!.. si traes: malo... quedas mal, por el lado que lo veas.

lo peor es cuando a veces todavia te preguntan despues de meses y que te visitan " donde pusiste el portaretrato que te traje de Tanguamicuarito?" aaaaaahhh!!... que trauma!.


en fin..lo bueno que existe la venganza y puedes comprar porquerias para regalar cuando a uno le toca. ;)


que pases bonito finde!

Besos.








pd.

cuando tengas oportunidad pasate por mi blog, ando buscando algo y a lo mejor tu me puedes ayudar con eso ;) Gracias!

Erinia 22 de septiembre de 2009, 14:30  

Jaaaa, jajajaj... que bueno. HOmbre, yo trato de traer los regalitos según sepa que es la persona que los recibe. En mi viaje a Túnez, por ejemplo, a la amiga forofa de los amuletos, le traje la mano de la suerte tunecina, al amigo de los petas, una pipa de las que se estilan allí, a la cocinera, especias...
No sé si acerté o no... supongo que lo que cuenta es la intención.

Por cierto, acabo de descubrirte en el blog MACARIO Y GERTRUDIS Y me has gustado, te paso al mío para leerte a menudo. Un saludo.

simplemente yo 24 de septiembre de 2009, 14:01  

Hola guapo, bueno tienes razón con lo de los regalos pero es bonito que se acuerden de uno. Por cierto, me he cambiado de blog, como puedes comprobar pinchando en simplemente yo. Besos

Luchete 24 de septiembre de 2009, 17:43  

BUeno, es obvio q es una verdad como un templo lo de los regalos Santi, pero no sé, como también bien dices.... es importante y agradable q se acuerden de uno...

Espero q todo vaya bien, un abrazo grande y q tengas buen finde!

  © Blogger templates by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP