Me vais a poner como hoja de perejil.

>> miércoles, 11 de febrero de 2009

Me vais a poner como hoja de perejil, pero es lo que pienso y lo pienso de verdad.
Una entrada de mi querida Yuria se me quedo dando vueltas por el tarro, y que no me la quito ni con paños calientes, es la de Epidemia sexual , habla de que últimamente hay un incremento de los embarazos en niñas, a mi modesto parecer son niñas hasta que maduren mentalmente y eso no ocurre hasta una cierta edad, ya sea por el trascurso del tiempo o por situaciones vividas, pero bueno con 14, 15, incluso con 18 años siguen siendo niñas.
En la entrada se habla de que habría que hacer algo, y estoy de acuerdo, lo que pasa es que sinceramente creo que ya es demasiado tarde, hemos conseguido que ni la tierra ni el árbol valgan, entonces es muy difícil recoger un buen fruto. Que se puede hacer cuando, empezando por los padres, no son capaces de dar una educación a sus hijos/as, porque creen y dicen que la educación se la dan en el colegio…allí solo se da cultura, a ver si se enteran de una puñetera vez. Que se puede conseguir cuando se les deja frente a una consola, un ordenador o una televisión en donde prima el ser una chica ligera de cascos o un chuloputas (todo esto lo digo con muuucho respeto) esto se ha convertido en el viejo oeste, solo falta John Wayne, lo guay, lo que es moda, es ver quien tiene más muescas en el revólver y entendamos revólver por chorra o chichi. Programas en los que intentan bajarnos el nivel de nuestro encefalograma, niños bailando haciendo el gilipollas en concursos que se promocionan casi como trampolines a la fama y al dinero en vez de estudiando una carrera o un oficio, niñas que su ídolo es el zorrón de la Paris Hilton con su glamur plastificado. Vivimos en un mundo de mentiras y como cantaba ese prodigio del toreo ;) Ortega Cano “yestamos tan agustitoooooooo” viendo cómo se van perdiendo valores cambiándolos por palabras vacías, cómo el gobierno, da igual uno que otro, nos dice lo que tenemos que hacer, lo que tenemos que comer, que si las manos son para acariciar, cuando un coscorrón a tiempo evita muchas cosas, que si no podemos beber pero permiten el botellón, que me parece genial que se lo pasen bien, lo que no me parece bien es que después le metan un botellazo en el cristal a mi coche porque van pedo, sí, eso no lo hacen todos ya lo sé pero a los que lo hacen un multazo de esos de cángate patas abajo a los padres, y que no existiera eso de las manos y las caricias y ya veríais como lo primero que se oía en la casa del multado no era dialogo sino un bofetón de los que te funden las muelas, lo mismo oiríais cuando sus padres tuvieran que pagar 4000€ porque el niño se ha puesto a expresarse firmando en la fachada de una casa, o pagar el precio de una vaca de esas que se dedicaron a robar y romper en Madrid, o las marquesinas de los autobuses o los retrovisores de toda una calle porque les molestan…Ya veríais como bajaba el absentismo escolar si estuviera sancionado con 300€ por hora perdida, la cosa cambiaria, aquí solo se le tiene miedo cuando te tocan la cartera. ¿Porqué a los padres? Porque ellos son RESPONSABLES de sus hijos.

9 Pasearon y charlamos:

Yu 11 de febrero de 2009, 23:19  

¡torero!

Dick 12 de febrero de 2009, 0:33  

completamente de acuerdo con todo

Diana 12 de febrero de 2009, 8:02  

Si, tienes razón.

La verdadera responsabilidad la tienen los padres, pero ¿sabes? es muy diferente consentir a unos malcriados que dar confianza a tus hijos, como también es distinto agarrar a golpes para demostrar autoridad.

Yo no soy muy grande que digamos y conozco mucha gente que al salir de su casa cree que puede hacer lo que quiere porque no están sus padres y así demuestran su "rebeldía"

Pienso, y siempre hablo de esto con mi madre, que lo que deben hacer los padres es inculcar respeto así mismos y hacia los demás, es fundamental que les enseñen a valorar mostrándoles la realidad y más que padres, sean amigos.

Y bueno, ya me explayé mucho...
¡Qué estés bien!
un beso.

¿Mañana más? 12 de febrero de 2009, 10:56  

¡Menos mal que alguien ha dicho por fin que los profesores no estamos para educar!, que ya está bien que nos carguen siempre los niños a nosotros.

Yo soy profesora y me he tenido que aguantar a tropecientos padres pidiéndome que educara y corrigiera a su hijo. Vamos a ver, que eso es su tarea porque mi trabajo es enseñar Lengua, Matemáticas o lo que se tercie.

Y luego están los típicos que castigas a su hijo y todavía el bofetón te lo plantan a ti.

Desde luego, tienen lo que se merecen. Hay niños que están malcriados ya a los dos años, que le echas la bronca, se pone a llorar y va la madre a consolarle. No, hija, no, si el niño está escocido que se aguante y aprenda; pero no, ellas a lo suyo; luego cuando ya no pueden con ellos te los traen a ti para que los endereces como si tú fueras Fátima o Lourdes.

De verdad, de verdad, como no se aplique mano dura desde pequeñitos...

Un saludo, Calle Vacía. Me encanta tu blog (más que el mío, ainss) y tu buen humor.

Jeanne 12 de febrero de 2009, 13:30  

Yo también estoy totalmente de acuerdo...

Sin duda la realidad es así...

Un saludo.

J.

Inga Luv 12 de febrero de 2009, 15:58  

Esta historia es un pez que se muerde la cola. Los padres no tienen tiempo para estar con los hijos, tampoco es culpa suya, necesitamos trabajar ambos y a tope para hacer frente a todo lo que esta sociedad nos ha hecho creer que necesitamos; tal vez faltan valores, o ética, o principios, no sé, tal vez hemos perdido el norte y confundido la libertad con el todo vale.
Lo que es obvio es que no vamos bien. La solución está en nuestras manos, pero es complicado cambiar la manera de vivir a la que nos hemos acostumbrado 8aunque la mayoría estemos en desacuerdo con ella)

Saludos!

LA CALLE VACÍA 12 de febrero de 2009, 17:08  

¿Mañana más?...ele, ele y eleeeeeee, hola Jeanne me alegra verte por aqui...Inga, estoy de acuerdo contigo, lo que digo es que un poco de miedo a los padres ayudaría a que tomaranconsciencia y hicieran lo que tienen que hacer, que es prestarles más atención a los hijos, la verdad es que si no imposible si muy dificil hacer ya nada ya que la tolerancia, el buen rollito y lo politicamente correcto no lleva a ningun sitio...jodio tema.

LadyRugi 12 de febrero de 2009, 22:31  

Difiero en aquello de que los maestros no estamos para educar. Me explico. Es obvio que no estamos para enseñarle a los niños a comportarse como deben y a respetar las normas mínimas de convivencia. En tal caso, yo creo que estaría mejor especificar que ESA educación es la que NO debemos dar en el colegio. Pero sí debemos educar en el sentido crítico, en una valoración de todas las perspectivas, en saber razonar... Y eso, digan lo que digan, también es educar.

De todas formas, repito, no estoy a favor de que a las aulas lleguen niños que estén por domar, que no tengan ni siquiera interiorizado mínimos de convivencia porque, como bien apuntas, en lugar de jugar a las maquinitas tanto tiempo deberían haber salido a jugar y a correr como toca en un niño.

También es cierto que, además, los padres ya no tienen tiempo para educar a sus hijos, los tienen irresponsablemente, y, en consecuencia, para compensar el tiempo que no pasan con ellos, les dan lo que piden y los convierten en niños-tirano (la verdadera plaga del siglo XXI).

Un saludo.

caramelosdementa 16 de febrero de 2009, 10:06  

muy bien dicho!! Aunque esos mismos padres que dicen que a los chicos les educan en el cole cuando alguien va a dar unas clases de educación sexual no les llevan al colegio porque dicen que esas cosas las tienen que aprender solos. Cuando yo daba jornadas de educación sexual en institutos me pasó con un montón de chavales. Yo es que lo flipo con los padres de hoy en día...

  © Blogger templates by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP