Continúo con mis datos personales.

>> viernes, 16 de enero de 2009

El día que yo nací acababa de nacer y a los quince días justos ya tenía medio mes, esto ocurrió ya hace años, nací soltero, a diferencia de mis padres, creo que por llevar la contraria, ocurrió en julio, hacía calor, salí y dije ¡¡la leche que calor!! pero claro venir pa nada como que es tontería y me quedé. Recuerdo que quise nacer soltero porque en mi familia todos estaban casados, hasta el tío de Madrid, que también estaba casado. Le decíamos el tío de Madrid pero vivía en Córdoba, no sé de donde salió, no era hijo de ninguno de mis abuelos, que por cierto, cuando yo nací, ya eran mayores que mis padres, fíjate, luego se arrugaron. Mi abuela, al verme dijo: si es que no tenias que haber tomado alcagüeses mientras estabas embarazada, ya te lo dije yo Maripili, no le des alcagüeses ni aceitunas al chico, y mira que feo ha salido, mi abuelo dijo tíralo al aire y si vuela es un murciélago… Como me di cuenta que dentro se estaba mejor que fuera dije, mira… que me meto otra vez pa dentro, y me metí. Cuando cumplí 18 años vinieron a casa dos guardias civiles a buscarme para hacer la mili y me dijeron: Usted tiene que hacer la mili, y además quítese la pelliza, que hace mucho calor. Yo le dije, pero oiga, si aún no he nacido y el guardia dijo: no me venga con cuentos que hasta lleva gafas y tiene bigote, además ya se está dando prisa en nacer que no tengo todo el día. Mi madre se dio un sofoco muy grande porque se me llevaban a la marina, pero dijo que al menos con el traje de marinero podría hacer la comunión cuando volviera, que no está la vida para hacer muchos gastos.
En la mili iba en chándal para no estropear el traje y con los zapatos para darlos de si, por lo demás normal, me hicieron espía, el que manda dijo que de alguien tan feo no se podía pensar que era espía, así que espiaba cosas, me tiré toda la mili espiando y dando vueltas corriendo al patio del cuartel enemigo para que no me preguntaran porqué iba en chándal. Cuando me licencié volví a casa e hice la comunión, todo más bonitooooooo, allí estaba yo con mi traje de marinero, calcetines grises y zapatos de rejilla, más guapo que nadie, lo malo que era el más grande de la iglesia y el único que tenia bigote.
Como ya era un hombre me dijeron que tenía que trabajar, me puse a trabajar en una clínica veterinaria pero al poco lo dejé porque todos los clientes le preguntaban a mi jefe que de que raza era yo.
Después me puse a trabajar en una empresa que hacía agujeros para los donuts, un día amontonando cajas llenas de agujeros se me cayeron encima y con el golpe perdí el conocimiento, me llevaron al hospital y el médico al verme creyó que el accidente me había desfigurado por lo que me metieron en el quirófano y me hicieron la cirugía estética, cuando salí de la clínica demandé a la empresa por almacenar sustancias peligrosas y la empresa tuvo que pagarme una indemnización, con ella me fui al casino de Cadrete y me lo aposté todo a las cartas, tenía las de ganar, con la abuela y el abuelo
Bantú de mano, no se puede fallar y la suerte quiso que consiguiera un póker de abuelos con abuela Bantú

y me hice riquísimo, por eso tengo tiempo de leer blogs y escribir en el mío, además ahora soy guapiiiiiiiisimo....y elegante.

10 Pasearon y charlamos:

Inga Luv 16 de enero de 2009, 12:47  

Jajaja! Con semejante biografía sólo se puede gritar:

¡Sandokán, queremos un hijo tuyoooo!

Gracias por las risas!
Besos!

Diana 16 de enero de 2009, 21:36  

jajaja ¡Qué adorable biografía!

Un beshote.

LadyRugi 16 de enero de 2009, 22:17  

Jajaja

¡Yo jugaba con esas cartas cuando era pequeña! Era una odisea completar toda la familia en una partida, jaja.

Muy divertida la entrada.

Un saludo.

Ira 17 de enero de 2009, 15:04  

Jeje, muy divertido, pero... puede ser que haya leido esto antes? o lo he soñado... que también puede ser.

Un beso

Yuria 17 de enero de 2009, 16:25  

jaja, pero ¿qué es eso, cartas del tarot? Bueno, vamos por partes. Voy a ver primero el de abajo, q es + cortito.

Yuria 17 de enero de 2009, 16:32  

Llevabas un poquito de retraso, pero, bueno, al final tienes tiempo de bloguear y en la foto parece que has mejorado. Consérvate.

LA CALLE VACÍA 17 de enero de 2009, 21:07  

Mi querida Yuria, son cartas de familias del mundo, cuando era peque se jugaba con eso, estaba la familia mejicana, la familia tirolesa, la familia esquimal, la familia árabe, la familia china, la familia india y la familia bantú, era la baraja de las 7 familias del mundo. Lo de que he mejorado es porque me ves con buenos ojos ;).
Rugi, yo jugaba con mi hermana, la verdad que ha llovido desde entonces pero aún recuerdo que ganar...ni una ;)
Mi querida Ira, pues debes tener unos sueños tan extraños como los míos....
Inga, guapa, ¡¡¡tú eres de mi épocaaaa!!! Sandokááááán sandokáááán dame fuerza de día y de nocheeeeee

Estela 18 de enero de 2009, 21:56  

Yo tambien jugaba con esas cartas eh.... un beso y divertida entrada jajaja muak

caramelosdementa 19 de enero de 2009, 9:59  

Mi padre me enseñó a jugar al poker con esas cartas cuando tenía 4 años!! Que recuerdos!! Que vida más intensa... gracias por las carcajadas!! ;)

adriana 20 de enero de 2009, 4:30  

jjajajaajaj tiralo al aire y si vuela es murcielagooo?? buenisimo =) saludos!!

  © Blogger templates by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP